Definir un problema e identificar la información necesaria.

Determinar posibles fuentes

Localizar fuentes

Extraer información relevante

Analizar varios recursos sobre el mismo tema.

 

Organizar la información

Evaluar el proceso y el producto

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *